lunes, 3 de septiembre de 2012

Abriendo nueva temporada de actividades

Aunque verano para muchos es sinónimo de un mayor número de actividades, entre nuestros socios el éxodo urbano es bastante evidente. Si bien el año pasado trabajábamos a destajo para las I Jornadas de Rol y Juegos de Mesa de Huelva, en esta ocasión, al haberlas celebrado con anterioridad, hemos dispuesto de un período de parón en nuestras instalaciones, que ha servido para descansar, reflexionar y ver cómo afrontaremos esta nueva etapa, pues debe haber cambios en tanto en cuanto una asociación juvenil está sujeta a los bandazos de la juventud, esto es: muchos se van, otros vienen.

Estos meses nos han servido, decía, para desconectar de nuestro trabajo directivo. Hemos mantenido nuestro horario de apertura, y hemos visto como el número de asistentes descendía, lo cuál no quita que sea normal ateniéndonos a la época. En todo caso, la actividad Mes de Rol, que en una futura entrada resumiremos como homenaje a la misma, ha seguido imparable, contando con mayor o menor éxito, y ya son varios los que siguen preguntando cuál será el próximo juego que aparezca en liza.

Nuestra motivación puede decaer y alzarse de nuevo, y en la vida personal de cada uno de los miembros de la Junta Directiva aparecen retos y circunstancias que pueden alejarnos de la entidad que ayudamos a crear. Es algo normal, y estos tiempos sirven también para planificar cambios. O para darse cuenta que estos no deben darse. Siempre me he dicho a mí mismo que trabajar en una asociación requiere un enorme desgaste físico y, sobre todo, de tiempo. Un tiempo que a veces no se tiene y, que si se tiene, no se quiere invertir en ello. Admiro a esos presidentes que, cuál chavistas, se mantienen en la cúspide durante más de un lustro. Debe ser queridos por su gente, hacer bien su trabajo y, sobre todo, estar respaldados por un grupo de gente dispuesta a seguir trabajando como el mismo día. Pero también de haber superado las crisis que tanto daño nos hacen. 

Tierras de Fantasía marcha hacia su segundo año de existencia. Han sido muchas las incógnitas que han deparado este verano, pero vamos a intentar darle un nuevo empujón. Muchos lo han dicho en voz alta, otros han preferido callarlo, pero la verdad está ahí fuera: retomamos con fuerza e ilusión, yo el primero para mi sorpresa, el nuevo calendario de actividades para otoño e invierno de 2012-2013. Vamos a ponernos al día en asuntos administrativos (eso que tanto cuesta a muchos) y, sobre todo, vamos a incidir más en nuestras actividades. Seguiremos ahondando en Mes de Rol, descubriendo nuevos juegos a nuestros socios; realizaremos esos magníficos torneos de juegos de mesa con exhuberantes premios; volveremos al Club de Lectura, y lucharemos por continuar (y acabar) con el mismo; montaremos nuevas fiestas ambientadas en diferentes épocas y con un poco de salsa rolera por medio; descubriremos a los socios e interesados que nuestra sede tiene espacio de sobra (tanto físico como humano) para montar un gran número de partidas, ampliaremos nuestro catálogo de opciones y préstamos, crearemos nuevas actividades y, en mayor medida, marcharemos a otras jornadas como visitantes a fin de aprender más de ellas o, como adelanto, nos veremos colaborando en otras como las afamadas jornadas sevillanas; nos encanta ayudar, como ya hemos demostrado tantas ocasiones.

Es más de lo mismo. Pero no importa tanto el contenido como la motivación con el que lo llevamos a cabo. Algunos se marcharán y otros llegarán nuevos. En todos ellos, el espíritu de TdF permanece. Esa es la clave del éxito para nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada