viernes, 15 de abril de 2011

Nuestra primera asamblea

Esta que se celebraba hoy era la primera asamblea de un carácter más extraoficial que otra cosa para nuestra asociación, y debido a la presión del resto de la Junta Directiva, me he visto seudobligado a colocar aquí mi valoración de la misma y subir algunas fotillos, que nunca viene mal.

Cuándo decidí comenzar este camino, tan chungo, encontré un apoyo en mi círculo de jugadores de rol, que veían con buenos ojos la posibilidad de darle un carácter oficial a una práctica como eran este tipo de juegos, entre otros, que no tenía representación legal alguna en Huelva, sobretodo en mesa, pues en vivo si se hacían algunas cosillas (y muy bien hechas, por cierto). De manera que, dicho y hecho, nos pusimos a ello en diciembre del año pasado y hasta hoy no nos hemos visto frente al público cara a cara.

La peña esperando

Muchos albergábamos la más que posible idea de que vendrían mi primo, el chato y el amigo íntimo que suelen acudir a este tipo de cosas, pero que va: cuándo llegamos, y tras escuchar que a doscientos metros se estaba celebrando un concierto heavy con todo lo que ello conlleva de malo para nosotros, mi sorpresa fue mayúscula al ver a una quincena de héroes ahí plantados primero, que luego serían veinticuatro, esperando, algunos de los cuáles ni conocía. Para que luego digan del poder de la información.

Sí....gente en una asamblea de una asociación. Increíble.
La asamblea transcurrrió bastante bien, entre algunas bromas y mi discurso, el cuál duró media hora y creo que solo aburrió al 1% de la sala, o eso quiero creer. Tampoco hicimos mucho más que daros unas pinceladas básicas de lo que queríamos proponer a nuestros socios y a la afición que todos compartimos. Es cierto que lo puse en ocasiones bastante fatalista nuestra asociación, que no encontraba de momento con sede fija o local ni parecido, así como una actividad grande que pueda llamar a la fama, pero poco a poco creo que avanzaremos hacia algo mejor.

¿Véis? Más tías que tíos en la Junta, lo que os dije. Por cierto, no aparezco: demasiada belleza para una foto.


Creo que, no obstante, la gente quedó satisfecha con lo dicho y muchos de ellos se apuntaron luego, teniendo ya casi 20 socios de una tajada, lo cuál no está nada mal. Con poco más me conformo yo, pues lo que quiero y pretendo con este colectivo es que todos disfrutemos más del rol, vivamos juntos muchas experiencias satisfactorias para todos, aprendamos los unos de los otros y, por supuesto, traigamos aquí al que haga falta para que nos presente sus proyectos, inquietudes, y nos deleite con alguna de sus partidas. Yo lo estoy deseando, como deseo, poco a poco, ir avanzando para traer a nuestra ciudad unas jornadas o encuentros que nos proporcionen a todos algo bueno; eso es lo importante, así como conseguir que, en la medida de lo posible, la gente deje de vernos como bichos raros y tengan la posibilidad de jugar y saber de verdad de qué va todo esto.



Ignorantes: no sabían que firmaban una donación de alma para la resurreción de Nyarlathotep.


Pues eso es todo: yo dejo constancia en nuestro blog de nuestra reunión o asamblea, cosa que seguramente no vuelva a hacer, muestro al mundo que aún hay chavales con inquietudes roleras y no salgo en ninguna foto ¿qué más puedo pedir? Ah sí, un manual de Slang no estaría nada mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada