sábado, 24 de septiembre de 2011

Vuelta de vacaciones.

Hace nada escribí un artículo en el que comentaba que me iba de vacaciones y hala, aquí ando de nuevo. Como véis, seguro que no os ha dado tiempo ni de echarme en falta. Y yo, que queréis que os diga, estoy deseando seguir escribiendo.

Italia es impresionante. Sí, solo he estado en Pisa y Florencia, pero la experiencia ha sido muy positiva. Especialmente me gustó la Torre de Pisa, una pasada. Cuando la ví por primera vez en directo, aluciné con el tema este de lo doblada que está: alucinante. Luego das un paseo por la Piazza del Duomo y se me venían doscientas ideas de aventuras a la mente. Lo mismo me sucedió en Florencia, que es Arte con ciudad, y no al revés, pero que se encontraba demasiado masificada de turistas.

Andando por sus calles, chapadas al estilo renacentista, pensaba profundamente sobre la existencia de algún juego de rol patrio ambientado en una época renacentista, una suerte de siglos XV-XVII, un juego que buscase las intrigas, la investigación y todas esas cuestiones relacionadas con palacios, nobles y leñas buenas, sobretodo en ciudades como Florencia. Y reflexionando, llegué a dos conclusiones: la primera, que creo que no existe ningún juego de rol que sea creado especialmente para ese momento en nuestro país, y si lo hay, yo no lo conozco; la segunda, que sería una buena idea meterse en un proyecto de estos. Todos los que jugamos y sobretodo narramos soñamos con crear un juego, o al menos el 90% de ellos. Yo también me incluyo en el grupo, pero qué va, por mucho que leo acerca de expertos en la materia, no logro sacar las ganas suficientes (y sobretodo, el tiempo) para planteármelo en serio. Aunque dos proyectos bullen en mi mente, ninguno creo que saldrá definitivamente a la luz.
Increíble lo de esta Santa Fiore

Bueno, lejos de enrrollarme más, fue un viaje estupendo en todos los sentidos. Además, gracias a la excelente iniciativa de montar en google maps un amplio índice con tiendas roleras en todo el mundo, pude llegar sin problemas a una que se encontraba a escasos metros de la catedral que véis encima. Tenían una suerte de material rolero increíble, una colección de ejemplares antiguos deslumbrante, y tantas otras estanterías con todo lo pudible sobre D&D en todas sus versiones (desde 3.0) y una deslumbrante colección de juegos como La Llamada, MdT, y un largo etc. relleno de suplementos. En fin, me llevé un largo tiempo viendo cosillas y flipando, para posteriormente coger al dependiente y, en mi italiano de A-1, explicarle que tenía ganas de jugar a alguna cosilla de rol italiano, de comprarme algún manual que fuese hecho por y para italianos. Me enseñó uno muy interesante que podéis observar en el link que dejé en mi anterior artículo, basada en la simple y pura interpretación como si de un teatro se tratase, y posteriormente otro de terror del que no tenía el básico. Sacó un par de genéricos y, cuando estaba a punto de decantarme por uno basado en el cómic de John Doe, me enseñó la que finalmente sería mi compra: Project H.O.P.E. En el mismo, los jugadores interpretan una serie de meta-humanos en un alternativo conflicto en la 2ª Guerra Mundial, dónde la maquinaria nazi ha creado una serie de tíos a lo Deus-Ex y más allá, y cuando todo parece perdido, un inglés consigue capturar dicha tecnología y comienza a crear, ahora para los aliados, dichas armas de combates. Una suerte de hombre dotado de implantes, poderes, magias, y todo lo que se te ocurra, que busca solucionar, de un lado u otro, el conflicto bélico: vamos, lo que sería un steampunk mezclado con temática nazi y tal. Me llamó mucho la atención, y puesto que no tenía nada parecido, decidí a hacerme con él.

Aquí la comparación con el de Cthulhu

Os dejo el link de la página oficial, por si queréis echarle un vistazo: http://www.projecthope.it Tengo ganas de traducirlo y subirlo para que todos podáis echarle un vistazo, así que me pondré a ello, aunque no prometo nada, y no lo prometo antes de dos años o así. Imagino que al ser una obra subida por un fan y de libre descarga, no habrá problemas ¿no? La duda me corroe.

Por último, quiero comentaros algo muy interesante que me encontré en la tienda: en un gran tablón, había colgado multitud de mensajitos de grupos de jugadores, narradores, un jugador, etc. que buscaba partidas, personas con quién disponerse a dirigir sus aventuras propias, y toda suerte de mensajes de búsqueda. Impresionante. Con sus números de teléfono, mails y todo. Me quedé muy impresionado al ver esto, pensando en cómo demonios no había caído nunca en la cuenta de algo así. Tras reflexionar sobre esto, imaginé que en alguna tienda aquí en España también se haga. ¿Conocéis alguna? Sea como fuere, le hice fotos y me permití el lujo de leerlas casi todas. Y es que había de todo: personas que buscaban narrador de Cyberpunk 2020, máster que necesitaba probar partida de D&D 3.5, jugadores solitarios, etc.

Notitas, notitas everywhere

Bueno, tras esto, quiero despedirme con un par de apuntes: en primer lugar, el tendero no tenía mucha idea del lanzamiento de Aventuras en la Marca del Este en italiano, lo que me dio a pensar que esto se encontraba aún gestándose; y en segundo lugar, aunque el viaje ha sido excelente, tenía pensado ir a las LES este año, pero llegué ayer a Huelva a las once de la noche y ponerme hoy en camino temprano (y eso que tenía viaje pagado) no fue suficiente para comerme 6 h de viaje. Conclusión: me quedé en casa, descansando, y maldiciendo por lo bajini: a la del año que viene, si sale, me apunto seguro.

Por cierto, el pan bimbo en Italia es sumamente delgado, como hojillas de papel; sino, fijaos en la fotoreseña que os presento: 

Aquí una comparación con el básico de La Llamada. Sí, creed que es ancho, insensatos, pero tres de estas hacen una de las nuestras.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada