miércoles, 24 de agosto de 2011

I Jornadas de Rol y Juegos de Mesa de Huelva (V)

Hoy iba a realizar un pequeño artículo hablando de las partidas que llevaremos y que han sido ya publicadas, pero antes voy a realizar una breve reflexión en torno al artículo que ayer JMPR escribía en Impactos Críticos.
Las jornadas no sirven para nada, reza el título.

Todos estaréis de acuerdo conmigo en que esta afirmación es falsa. Quizá es posible, no obstante, que muchos de vosotros no tengáis una grata experiencia al haber visitado una o un par de ellas, como me pasa a mí. Yo solo he ido a las de Sevilla este año y a Mollina, hace un par de semanas. Por ende, no puedo tampoco afirmar 100% seguro que las jornadas sirvan para mucho; sin embargo, si leo blogs y blogs a diario, y solo me hace falta ver las crónicas que montan muchos de los visitantes de diferentes encuentros por toda la geografía nacional para imbuirme de un espíritu que nos ha acompañado en todo momento en la realización de nuestro evento.

Parto del hecho de asumir que, si montamos algo, es porque creemos en ello. Las jornadas servirán a autores de rol para dar a conocer sus productos, para probarlos en directo, para testearlos. Es útil para ellos. Nosotros no tendremos en esta ocasión el honor de contar con alguno de estos probando nuevos juegos en nuestro encuentro (o eso pienso) pero, anulando ese ámbito, sí disponemos de un esfuerzo enorme a la hora de mostrar nuestras partidas al público. Ya comentamos que somos pequeños y posiblemente sigamos así, lo cuál no quita que, si bien perdemos esa rama de interés de unas jornadas, estan hayan de ser peores. Es un hecho que los jugadores que vengan podrán disfrutar de las partidas, pues estas han sido muy trabajadas por nosotros y, os garantizo, con ilusión y ganas de hacer pasar un buen rato a los jugadores. Por tanto, seguimos teniendo la opción más importante: divertir. Hacer que los demás se lo pasen bien, y disfrutar nosotros con ello.

Y es que las jornadas deben tener una premisa: divertir. Es un punto de reunión para que los jugadores noveles sigan ganando en experiencia, compartiendo mesa con los veteranos; también es un momento para que estos vuelvan a sentarse y vean como lo hace el chaval nuevo, se contagien de su ímpetu y rememoren esos buenos sentimientos que han perdido en parte porque las obligaciones familiares cambian y cada vez normalmente hay menos tiempo. Ambos son el objeto al que dirigimos el rol; creo que son complementarios, y creo que debemos hacerlos complementarios, para eso existen las jornadas también: para que todos disfruten, como se diría en una peli de Pixar, para grandes y pequeños. Nuestras jornadas están imbuidas en esa corriente que hemos perseguido desde nuestra creación: aunar los esfuerzos e intereses de toda la afición, y aunque especialmente para jóvenes (en nuestro país, eres joven hasta los 32 años), también para que aquellos que comenzaron con el D&D original e incluso antes, puedan seguir viendo pasar generaciones, se adjunten a ellas y esto no suponga un problema, sino una solución. Al fin y al cabo, lo maravilloso del rol es que no tiene edad.

Bueno, tras este desfase, voy a colocar las partidas que llevaremos a las jornadas y que pertenecen a otros autores y/o suplementos oficiales: hago esto porque creo que ellos se merecen también aparecer, como parte de las jornadas, y para que luego me sea más fácil situarme a la hora de hablaros sobre dichas partidas. Voy a ir enumerándolas con el juego en cuestión; las que no aparecen, naturalmente, es porque pertenecen a nuestra propia inventiva.

De La Llamada de Cthulhu, tendremos La Amenaza Subterránea, presente en el suplemento Fragmentos de Terror.. Para la partida de ¡Gañanes! que narraré agradezco a Crom su creación La Noche de los Vivos Palmantes, la cuál usaré como base. Ya contaré que tal fue. Junto a esta, Vampiro: La Edad Oscura vendrá en manos de una partida corta denominada Las Lágrimas de Hades, de Rubén Rivera Cisneros, que cuenta con mucho haber en nuestro fichero de módulos vampirescos. Esa noche cerraremos el sábado con Mall of Horror, un ReV creado por Jokin. Para el domingo, tendremos Un Asunto Polémico, de Jacobo Peña para Haunted House, y por último en Marca del Este usaré una aventura que adapté en su momento de AD&D, El Legado de Lord Arrakis, pero radicalmente cambiada y con la inclusión de la última aventura presentada por aficionados que ví en la web, El Pantano de los Suspiros, realizada por los compañeros de El Dado Inquieto.

Como véis, son varias las partidas de otros que usaremos en las jornadas. Al fin y al cabo, asumimos que estas se encuentran, precisamente, para ello: gracias a todos por dicho trabajo y por permitirnos moldearlas, trucarlas y, sobretodo, usarlas para que otros disfruten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada