martes, 24 de enero de 2012

[Entrevista] Editorial Conbarba (II)

Seguimos con la segunda parte de la entrevista a Francisco, voz de la editorial Conbarba:

TdF: Polaris está cada vez más cerca, un juego que muchos deseamos disfrutar en castellano. ¿Por qué os decidisteis por este juego? Es obvio que os gusta, pero también que tendrá algo que lo haga realmente atractivo al resto del consumidor rolero.

F: Polaris no es un juego de rol al uso por lo que no espero que guste a todos los aficionados. Quien esté interesado en él debe tener en cuenta que es un juego narrativo en el que lo más importante es contar las historias de los caballeros de los jugadores. Nos atrajo por su evocador trasfondo y curioso sistema mecánico que se unen para permitir crear historias épicas y trágicas de forma colaborativa. Es una pequeña delicatessen orientada a un público muy concreto interesado en este tipo de juego.

TdF: Tres proyectos se anuncian más, que continúan en desarrollo, con tres pequeñas letras: d, s, i. Algunos no paramos de hacer conjeturas. ¿Podéis contarnos algo en primicia sobre lo próximo de Conbarba?

F: No de esos proyectos. De los tres, I sigue en fase final de negociación, D solo precisa maquetación y está más adelantado que Polaris y lo desvelaremos cuando abramos su preventa, S está traducido y en revisión. Aparte, tenemos artículos y pequeños juegos en cola.

TdF:  Donjon parece haber agotado su tirada, lo cual podría calificarse de éxito. Para Polaris, además, iniciáis un sistema de mecenazgo y preventa. ¿Pensáis que este tipo de mecanismos favorecen las cercanías con la afición?

F: Sí, creo que favorecen la implicación de los aficionados. Los involucra en la difusión e incluso en las fases finales del desarrollo. No hay que olvidar que en realidad son un seguro por parte del autor o editor que intenta reducir riesgos y no desperdiciar la inversión. Permite ver el verdadero interés y ajustar la oferta a la demanda. Hay que tener en cuenta que estamos en un sector minúsculo y minoritario en el que un producto que fracase puede tumbar o poner en graves dificultades al pequeño editor.

TdF: Vuestra baza ha sido el pdf hasta hace poco. ¿Pueden convivir dicho formato y el físico en todo momento, o llegará el día en que uno falte?

F:
Por ahora hay sitio para todos, pero llegará el momento en que se impondrán los libros electrónicos o tablets en las mesas de juego y los libros queden como artículos de lujo o coleccionismo. Mientras tanto... ¿por qué no? Hay mucho aficionado que apenas presta interés al movimiento rolero en la red.

TdF: Muchos hablan de Edad de Plata del rol en España. Otros van más allá y anuncian tiempos de oro para la situación que vivimos en nuestro país. Algunos lo miran con suspicacia, y finalmente es un debate que parece no agotarse nunca. ¿Cómo veis la situación? ¿Es necesario generar optimismo, o este tipo de cuestiones deberían tener menos importancia que la que revisten?

F: Es estupendo ver tanta oferta y tan diversa, pero no deja de recordarme los ciclos de crecimiento y caída que se han podido ver en la edición del rol en España. Esta vez hay un elemento diferenciador y son las nuevas tecnologías.

No creo que sea necesario ‘generar’ optimismo y me parece que se le da más importancia de la que en realidad tienen. Por mucho que se hable, comente o diga en los mentideros, los roleros seguimos jugando estemos o no asistidos desde los editoriales. La salud del rol no debería medirse por lo mucho que se publique sino por lo que se juegue y eso quizá pueda medirse en jornadas, tanto locales como de mayor calado.

TdF: Las jornadas siempre son un punto de encuentro y difusión de la afición. ¿Soléis trabajar con estas en aspectos colaborativos? ¿Qué papel juegan en el entramado rolero?

F: Las jornadas son un punto de encuentro entre aficionados que de otra forma no se conocerían. He conocido a gente estupenda que a lo largo de los años han pasado de ser conocidos a amigos. Me han permitido jugar con todo tipo de personas y poblar mi estantería con las cosas más extrañas.

Aparte, incluso antes de conBarba he colaborado en el desarrollo de jornadas locales o cercanas a nivel organizativo o realizando actividades. Creo que son importantes y me gusta asistir y disfrutarlas.
Ante las posibles opciones de relación con unas jornadas, prefiero realizar partidas y actividades antes que la clásica colaboración material. Me es indiferente que se muestre o no nuestro logo o que se sortee nuestro material. Lo que yo quiero es que la gente disfrute con los juegos que hacemos por lo que intentamos colaborar con demostraciones en las jornadas a las que acudimos como ya hemos hecho en las Ex-Mundis, Tierra de Nadie y Ludo Ergo Sum. Pero, evidentemente, no podemos estar en todas partes ni tenemos la logística necesaria como para hacer acto de presencia en todas.

TdF: Para ir terminando, nuestra pregunta de rigor. ¿Cuál es vuestro juego de rol favorito? ¿Con qué partida os quedáis como jugadores/narradores?

F: Mis mejores experiencias como narrador se han dado con Apocalypse World, Houses of the Blooded, Spirit of the Century y Mutantes G2. Como jugador, hablaría de Cyberpunk, Runequest, Dresden y Lacuna.

TdF: Y esto ha sido todo. Esperemos que os hayan resultado interesante. ¿Os veremos por Huelva alguna vez? Deseamos que así sea. Gracias por vuestro tiempo.

F: No sé si nos veremos por Huelva, pero no dejéis de avisarnos y veremos qué podemos hacer. Gracias a ti :)

 
Esto ha sido todo por esta ocasión. Hay muchos detalles que podrían comentarse en ambas entregas, pero las cuestiones más personales prefiero guardármelas ante algún comentario. Por mi parte, eso sí, estas entrevistas me enseñan lo complicado que es tejer un sentido, un rumbo común en el seno de las editoriales. Al ser en muchas ocasiones llevada por los propios aficionados y sin un volumen amplio de beneficios, las circunstancias personales son más fuertes que nunca. No digo que esto sea así en todos los campos, pero sí es un factor a tener en cuenta cuando leemos las respuestas de estos editores. Cuanto menos, comparto la visión del mecenazgo y la pre-venta, herramienta muy útil para ayudar a la compenetración del aficionado con el producto, del que recibe una serie de ventajas, y que revierte en una mayor identificación con el producto. En mi ignorancia, además, afirmo que estos costes son menores, pudiendo salir muchos más trabajos personales y sin impacto mediático detrás. Me ha gustado ver a alguien que disfruta con Spirit of the Century (pensaba que era el único) y que, además, simboliza la experiencia a la hora de organizar y tratar jornadas de rol, algo por lo que sabéis siento especial debilidad.

Desde aquí, reitero mi agradecimiento, y aprovecho para comentar que si deseáis que realice una de estas entrevistas a alguien o editorial en concreto, solo tenéis que mandarme un mail o dejar un comentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada